Chispa de Zunray abril 2020

Chispa de Zunray abril 2020

Namaste yogins,

“Toda la vida es Yoga”

aurobindoEl mes de abril se lo dedicamos a Sri Aurobindo, otro gran místico de finales del XIX y la primera mitad del XX. Yogi, filósofo, poeta, erudito de las culturas europea e india que formuló el concepto de Yoga Integral, como vía que unifica las tradiciones de occidente con las de su país natal y cuna del yoga.

Nació en Calcuta y fue educado en Inglaterra de manera pragmática y totalmente agnóstica. Su juventud, ya de vuelta a la India, está marcada por una implicación activa en la causa política y la independencia de su país del dominio del Reino Unido. El joven Aurobindo fue un activista político que luchó de forma similar a Gandhi. Sin embargo, sus primeros contactos con el yoga le llevaron a ver la liberación del domino británico como un proceso casi místico, como una liberación de las opresiones internas y de todo aquello que nos limita como humanos. En 1910 se sumergió plenamente en el camino yóguico y experimentó vivencias que son muestra de la autenticidad de su despertar. A pesar de que seguiría involucrado en la mejora de la sociedad y de que continuaría escribiendo poesía durante toda su vida, la evolución de la Consciencia supramental sería el foco de su presencia en la Tierra.

El enfoque integrador y universalista de Sri Aurobindo resultó algo muy novedoso para su época y es uno de sus grandes legados. Algo muy importante a subrayar es que creía en la práctica y el estudio del yoga como la vía para evolucionar tanto social como espiritualmente. Hablaba de la meditación como la herramienta para desarrollar nuestra “supermente” y la finalidad del Yoga Integral no era solo la reabsorción en samadhi, sino la evolución hacia una sociedad de superhumanos.

La figura de Sri Aurobindo siempre irá de la mano de La Madre, la mujer a quien él consideró su igual y que se encargó de la organización del ashram así como de continuar su legado después de su muerte en 1950. La Madre no sólo fue guía espiritual de muchos, sino que en los años sesenta fundó Auroville como “ciudad universal”, una comunidad donde personas de todos los países y credos pudieran vivir en armonía con la naturaleza y de acuerdo a las leyes espirituales del cosmos. El sueño de Sri Aurobindo y La Madre por una sociedad mejor, llena de esperanza el corazón de muchos de nosotros que deseamos que los beneficios del yoga alcancen al colectivo.

¡Nos vemos en la esterilla!

Aham prema,
Zaira